En Puebla por lo menos un total de 426 menores han sido abandonados por sus padres, tras sufrir violencia familiar en sus hogares.

Así lo dio a conocer el director del Sistema DIF Estatal Arturo Hernández Day, quien manifestó que tras su abandono, los menores de edad son protegidos por la dependencia estatal, quienes al mismo tiempo, buscan una nueva familia para este grupo de niños maltratados.

Sin embargo, el funcionario estatal admitió que es complicado que logren un nuevo hogar, toda vez que las parejas que buscan adoptar a un menor, buscan que sea un bebé.

En entrevista detalló que de este total 12 son ciudadanos centroamericanos mismos que al igual que el resto fueron abandonados a su suerte fueron en la capital pero también han sido reportados en los municipios que se ha incrementado la violencia.

Mientras tanto, el funcionario estatal destacó que hacen labor social, trabajo de terapias sicológicas, y médicas, para poder reintegrar a los infantes en el núcleo familiar.

Tan sólo en lo que va de la administración interina, un total de 52 pequeños han regresado a sus hogares, con sus padres, mientras más de 400, siguen en los albergues del DIF Estatal.

Muchos de ellos, menores de 2 a 12 años, quienes lamentablemente no han logrado instalarse con una familia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí