Este domingo Alejandro Armenta Mier se convirtió en el Gobernador Electo de Puebla al recibir su constancia de mayoría como ganador de la pasada contienda electoral del 02 de junio.

Acompañado por su familia, así como los senadores electos y algunos diputados locales y federales Armenta Mier acudió al Consejo General del Instituto Electoral del Estado (IEE) para recibir su constancia de mayoría que lo acreditó como el Gobernador Electo para el periodo 2024-2030.

Entre porras de gobernador con simpatizantes que acudieron a acompañarlo, y tras recibir su documento que lo acredita como ganador, se comprometió a consagrarse a gobernar el estado por los próximos 6 años.

En un mensaje a los poblanos, Armenta Mier aseguró que ahora le toca construir una nueva gobernabilidad a partir del 14 de diciembre.

Pues aseguró que no puede demorarse más el dar resultados, pues espera una Puebla con hambre y sed de justicia.

El ahora Gobernador Electo refirió que su gobierno será inclusivo y feliz ya que todos los días se honrarán los principios de la 4T, el no robar, el no mentir y el no robar.

Además, el morenista aseguró que a partir de ahora se cierra la etapa de la competencia para dar paso a la gobernabilidad.

«Donde la Puebla que nos merecemos no admite demora, son 6 meses donde la ruta de la transición será de manera respetuosa, cordial, generosa (…) lo vamos a hacer juntos todos estos días».

Mencionó que este mismo día sostuvo una plática con la presidenta de la república electa, Claudia Sheinbaum, pues afirmó que para ella Puebla se ha convertido en una prioridad.

Reiteró que su gobierno será con humanismo y con amor, pues la 4T se lleva con felicidad.

Reiteró que en este proyecto caben todos, pues así lo hizo Andrés Manuel López Obrador, Presidente de la República, quien ha encabezado un proyecto humanista donde todas y todos caben sin distinción alguna.

Además de reconocer y agradecer a sus adversarios Eduardo Rivera y Fernando Morales, candidatos del PAN y Movimiento Ciudadano, respectivamente, y añadió que se ha cerrado la etapa de la competencia política para dar paso a la competencia y ahora viene la etapa de la gobernabilidad.