La Arquidiócesis de Puebla inició con la investigación correspondiente sobre el presunto abuso sexual en contra de un menor por el sacerdote Adalberto “N” el municipio de Quecholac, por lo que garantizó que no existe encubrimiento para el acusado.

De acuerdo al Arzobispo de Puebla Víctor Sánchez Espinosa confirmó que a pesar de que de manera oficial no se ha presentado la denuncia formal.

De parte del Consejo de la Arquidiócesis en específico la oficina de Atención  de Casos de Abusos de Menores, se está haciendo cargo de la investigación.

Para lo cual, confirmó que el clérigo ha sido separado de su cargo para su propia seguridad, y la de los afectados, por lo que dejó en claro que no se ha fugado.

“No está prófugo, yo decidí retirarlo al siguiente día de conocerse el caso, simplemente es por una medida cautelar hasta que se aclare este hecho, a sea si es inocente o culpable”.

El representante de la iglesia católica en Puebla señaló que hasta el momento los familiares del menor presuntamente agredido no se ha acercado.

Por lo que les hizo un llamado para que se denuncie ante los tribunales eclesiásticos para poder atender oportunamente el caso y darle el seguimiento correspondiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here