Organizaciones, ambientalistas y vecinos, salieron en defensa de 15 árboles que serán derribados por las obras del Entronque de Amalucan por la edificación del Distribuidor Ejército de Oriente.

En Casa Aguayo, realizaron una manifestación para exigir que se impida su derribo, porque el proyecto no contempla está acción.

Los inconformes, denunciaron que por realizar vías alternas cerca de las obras, se está contemplando el derribo de 15 árboles solo por agilizar el tráfico en la zona durante las obras.

Laura Contreras González, destacó que es urgente y necesario que se respeten las áreas verdes, que se protejan y se generen políticas públicas efectivas, pero nunca, realizar la tala de árboles solo por improvisar vías alternas.

«Son más de 15 los árboles que se encuentran en el entronque a Amalucan que presuntamente serán derribados, para que se construyan las vías alternas, para el paso de vehículos, ya que el proyecto del Distribuidor Vial Ejército de Oriente no contempla el derribo de árboles».

Los vecinos con pancartas en mano con leyendas como «No me mates», «Circulación sin Deforestación», «Urgen Políticas Verdes Reales», precisaron que el distribuidor vial está pensado para aminorar la problemática vial y disminuir la contaminación que se presenta en la zona que conecta la carretera federal a Tehuacán.

Sin embargo, no se ha puesto mayor énfasis en el cuidado del medio ambiente, con el derribo de los árboles, lo que los motivó a protestar.

A la par, denunciaron que días atrás el Ayuntamiento de Puebla derribó 53 árboles en la zona de Las Carmelitas, que durante 4 años los vecinos e integrantes de los colectivos cuidaron.

Los árboles fueron reemplazados por otras especies que no son las adecuadas para la zona, y que al final, se presume que morirán.

Personal de la Secretaría de Gobernación, atendió a la comisión de inconformes, para buscar la manera de que puedan llegar a una solución sin afectar a los vecinos.