Un robo por más de 200 mil pesos es el monto del que fue víctima el propietario del grupo de restaurantes “La Porfiriana” Miguel Íñigo.

Este robo y fraude, fue generado por un empleado de confianza, Eduardo Pacheco Flores, el cual tras trabajar durante tres años como gerente de las sucursales de Cholula y el zócalo de la capital, abusó de la confianza otorgada por el dueño para apropiarse de más de 200 mil pesos.

De acuerdo a la víctima Miguel Iñigo, el ex gerente obtuvo el dinero al tomarlo de la nómina de los trabajadores, así como del dinero que se le entregaba para el lago de proveedores.

Al grado de que se atrevió a crear cuentas bancarias falsas, que en complicidad con sus familiares, lograron obtener una gran cantidad de recursos derivado de las ventas de ambas sucursales.

Miguel Iñigo aseguró que al inicio Eduardo Pacheco Flores se encontraba estable, incluso, destacó, lo apoyó en momentos complicados como el parto de su esposa.

Sin embargo tuvo problemas personales que lo llevaron a cometer el abuso de confianza, el fraude y el robo de por lo menos la cantidad mencionada.

“comenzó a tener problemas personales y ahí fue cuando empezó con dejar sin el pago de la nómina a los trabajadores”.

La alerta se activó en el momento en que los propios empleados que son 20, lo cuestionaron sobre el retraso de sus pagos pendientes, sin embargo, había entregado el recurso completo a Pacheco Flores.

Pero no fue lo único, pues sin avisarle realizó cambios de proveedor, además de que a su nombre solicitó créditos y pedía producto fiado, lo que ocasionó que dejaran de surtir sus productos por adeudos de hasta 200 mil pesos.

No conforme con lo anterior, Eduardo Pacheco Flores realizó la falsificación de cuentas bancarias en donde realizaba depósitos que aparentaban ser de proveedores pero eran de su pareja y familiares.

Ante esto presentó la denuncia penal ante la Fiscalía General del Estado, sin embargo, lo que se ha destacado es la lentitud con lo que se trabaja, pues hasta el momento no se ha logrado avance en la investigación.

Como medida de justicia, el defraudador ya fue boletinado para que ninguna empresa del ramo lo contrate  o haga negocios con proveedores porque aún e hace pasar por empleado de esta empresa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here