El Código Reglamentario Municipal (Coremun) -como todo ordenamiento jurídico- necesita actualizarse, pero para avalar los 32 reglamentos que lo sustituirán, las y los regidores deben conocer cada uno de los proyectos de regulación en los que se asiente un diagnóstico de los rubros que se derogarán, ajustarán o agregarán.

También debe presentarse el impacto jurídico, operativo administrativo y financiero de la nueva reglamentación, para que las y los concejales puedan analizarlos y si es el caso aprobar la normativa que regirá la administración municipal, manifestó Leobardo Rodríguez Juárez, regidor de la fracción Morena-PT en el Honorable Ayuntamiento de Puebla.

Lo anterior, durante la sesión de la comisión de Gobernación en la cual se planteó aprobar los reglamentos el 28 de febrero en sesión extraordinaria de Cabildo, propuesta que fue rechazada por el cabildante morenista, al evidenciar que los proyectos documentales no han sido presentados a las y los regidores quienes tienen el derecho, la facultad y obligación de revisar cada uno de los 32 reglamentos propuestos.

Ante sus pares, señaló que el Coremun requiere modificaciones y actualizaciones para los nuevos contextos y realidades pero es preciso informarle a la ciudadanía cuales son los alcances del Código Reglamentario, como está integrado actualmente y cuál será la nueva ordenanza municipal.