Unas obras clandestinas que provocaron una fuga de gas pusieron en riesgo a 300 niños de una escuela ubicada en la colonia Joaquín Colombres.

Además, se procedió a la suspensión del servicio de una gasolinería que opera en la zona para descartar un riesgo a la población.

El director de la Unidad Operativa de Protección Civil Municipal, Gustavo Ariza Salvatori detalló que un particular realizaba labores de drenaje de forma clandestina  y provocó daños a un tubo de la empresa Maxigas.

Ante ello, se procedió a aplicar acciones de mitigación de riegos en la zona y proceder a la reparación de los daños a la tubería.

Indicó que la fuga de gas en la colonia Joaquín Colombres  provocó el desalojo de alumnos de la escuela Margarita Maza de Juárez y algunas personas de hogares aledaños.

El funcionario, explicó que el siniestro inició cerca de las 8:40 por lo que minutos después integrantes de la unidad operativa procedieron a acordar la zona y desalojar a 300 niños, también llegaron bomberos, seguridad estatal y municipal.

Gustavo Ariza precisó que tras el arribo de los cuerpos de emergencia, se identificó en el lugar una retroexcavadora que fue abandonada por personas que dañaron el tubo, de ahí que no pueden sancionar porque desconocen quien fue el autor.

«Realizando trabajos de excavación y le pegan al tubo de gas, por desgracia se dieron a la fuga”.

Al lugar arribaron 3 unidades de protección civil con nueve elementos que proporcionaron apoyo a los niños y docentes así como los habitantes para descartar el peligro por la fuga

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here