Integrantes de la Red Nacional de Alertistas de Género lamentaron que ningún partido, ni coalición hayan postulado mujeres como candidatas a gobernadoras en esta elección, señalando que pareciera que con la muerte de la Gobernadora Martha Erika hayan matado políticamente a todas las mujeres.

Informaron a los medios de comunicación que en el año 2018, invitaron a las y los candidatos, así como a los dirigentes de los partidos políticos a firmar la Agenda de Género, que constaba de doce puntos fundamentales, sin embargo, Fernando Morales se negó a hacerlo; que si bien Eduardo Rivera y Mario Riestra siempre asumen compromisos a favor de las mujeres, lo cierto es que no cumplen compromisos y violentan a las mujeres.

Destacaron el caso de Karina Romero que como Regidora ha presidido en dos ocasiones la Comisión de  Igualdad y ha sido Secretaria de Igualdad, y no ha hecho nada por las mujeres, peor aún, no se sabe de una sanción que haya logrado que se impusiera contra decenas de funcionarios municipales acosadores de mujeres, al contrario, varios de ellos están haciendo campaña al lado de ellos tres.

A pesar de lo anterior, las y los candidatos aprovechan siempre el periodo electoral para politizar el tema de género y con en esta elección se pretende que las y los candidatos firmen una nueva Agenda de Género, sin haber analizado que los ahora candidatos hayan dado cumplimiento a los compromisos asumidos en esta materia en campañas precedentes.

Señalan que paridad no es caridad, por lo que analizarán los perfiles de las mujeres que ocupen cargos públicos en el siguiente gobierno estatal y en los municipios.

Señalan que contrario a lo que sostienen coordinadoras y voceras de las y los candidatos, la Alerta de Género no es un compromiso de campaña, ni está sujeta al contentillo de éstos, sino que tiene que ser forzosamente cumplida porque fue decretada el día 8 de abril del año 2019, en cumplimiento a la ejecutoria de amparo 391/2019, y que hasta la fecha ningún Gobernador, ni sus Secretarias de Igualdad han logrado un avance mayor al 1% respecto de las 45 recomendaciones a cumplir, pasando lo mismo  con los 50 ayuntamientos sobre los que se impuso.

Hacen una crítica del perfil de algunas de las voces de candidatas, coordinadoras y voceras de campaña, que mientras las activistas sufrían persecución por haber solicitado la alerta de género, muchas de ellas eran mandadas a atacarlas, recibiendo a cambio contratos millonarios con el gobierno estatal y el Ayuntamiento de Puebla.

Señalan también que la primera Secretaría de Igualdad con Miguel Barbosa fue una de las representantes de universidades que se pronunció en contra de la alerta de género.

Lo mismo pasó con Nadia Navarro, en el Gobierno morenovallista y que la actual titular de esa Secretaría, tampoco tiene ninguna trayectoria ni sensibilidad en la materia.

Justificándose la falta de recursos cuando en realidad, de conformidad con la Ley de Planeación Estatal y los Planes de Desarrollo, de los tres niveles de gobierno, toda política pública debe tener como eje transversal la equidad de género; además de poco más de 11 millones de pesos entregados por el gobierno federal al estatal, para la implementación de la Alerta de Género.

Informaron que solo una vez ha existido en Puebla una mujer titular de la ahora Fiscalía General del Estado, y esta fue obligada a renunciar ante la violencia ejercida a la activista Lidia Cacho, por lo que prohíben que para el próximo periodo en el que corresponde esta posición a una mujer, se tome protesta a un perfil sin capacidad para ese cargo público, exaltando el perfil de la Licenciada Marisela Pichón que estuvo en la terna correspondiente a esa posición.

Las activistas informaron que no han sido convocadas a formar parte del GIM de la Alerta de Género a pesar de ser las promoventes, por lo que los actos realizados están viciados de nulidad; informan que evaluaran el desempeño del actual gobernador y de sus Secretarios, reservándose el Derecho a promover juicio político en caso de que no den cumplimiento a la Alerta de Género.

Señalando que tendrán tolerancia cero respecto a la presentación de perfiles de mujeres sin capacidad para ser titulares de la Secretaría de Género y otras instancias vinculadas con ellas, evaluación que realizarán a través de la Vitrina Social.

Informan que implementaran un Congreso Ciudadano para analizar estos temas y presentar a los legisladores propuestas de reforma en la materia.