Los estudiantes piden terminar con la inversión y colaboración con empresas o instituciones académicas que financien y proporcionen armas a Israel.

Estudiantes han iniciado esta semana acampadas propalestinas en las universidades de las localidades británicas de Cambridge y Oxford, para protestar contra la guerra en la Franja de Gaza.

Medios británicos informaron que alrededor de cuarenta tiendas de campaña se ubicaron ante el King’s College, uno de los campus de la Universidad de Cambridge, con pancartas como “Desinvertir ahora”, en referencia a la reclamación de terminar las relaciones con instituciones que financien a Israel.

Por su parte, manifestantes se situaron ante el Museo de Historia Natural de Oxford, con banderas palestinas sobre las tiendas, en lo que llamaron “campamentos de solidaridad con Gaza”.

En respuesta a estas protestas, la sección de Cambridge y Oxford de la Unión de Universidades y ‘Colleges’ —centros universitarios británicos, similares a un campus— mostró su apoyo a los campistas en un comunicado.

«Pedimos a ambas universidades que emprendan acciones inmediatas en respuesta a las peticiones del personal y de los estudiantes para terminar con la inversión y la colaboración con empresas o instituciones académicas que financien y proporcionen armas a Israel», incidieron.

Desde la semana pasada, varias universidades británicas han montado varios campamentos propalestinos en rechazo de la guerra en la Franja de Gaza.

El primero de ellos se instaló a finales de abril en la Universidad de Warwick, en la ciudad inglesa de Coventry, a la que siguieron las de Bristol, Sheffield, Manchester, Leeds y Newcastle, de acuerdo con los organizadores.

Estas protestas se están repitiendo por distintos países, entre ellos España, donde este sábado el alumnado tomó el interior de una facultad de la Universidad de Valencia ante lo que denuncian como falta de escucha por parte de las instituciones.

En Estados Unidos, algunas de las protestas en las que el estudiantado pedía el final de la cooperación universitaria con el Ejecutivo israelí terminaron en altercados y detenciones, aunque los organizadores de las acampadas británicas no esperan que en el Reino Unido se repita esta violencia.

Con información de EFE