Por practicar violencia política de género entre militantes de su propio partido político, mujeres panistas conformaron un frente contra la dirigente estatal del Partido Acción Nacional (PAN) Genoveva Huerta Villegas.

Encabezadas por Ana Teresa Aranda, Amparo Acuña, Mónica Rodríguez y Maricarmen Blanco denunciaron que sin motivo justificado la líder panista las destituyó de sus cargos políticos, lo que es una muestra clara de Violencia Política de Género.

Las inconformes acusaron que estos cambios obedecen a los intereses personales, pues pretende definir personas en puestos estratégicos, con miras al 2021, pero sin importar que violente los derechos de sus militantes.

De acuerdo a las denunciantes, en caso de no ser rectificadas en sus cargos, acudirán a todas las instancias necesarias legales para que obligar a la dirigente a restituirlas, a Amparo Acuña como Secretaria de Promoción Política de la Mujer, Mónica Rodríguez como Coordinadora del Grupo Parlametario y a Maricarmen Blanco quien es consejera estatal.

«Lo que estamos viendo una actitud que no permite que nos fortalezcamos precisamente para el próximo proceso electoral,  por que ahorita sería el momento de estar buscando la unidad, de esta propiciando el acuerdo entre panistas lleguemos más fuertes… queremos es  una rectificación de la dirigencia estatal, la señora no se está comportando a la altura, lo puede hacer si pone voluntad», señaló Ana Teresa Aranda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí