“Miguel Barbosa no viene a jugar, sino a entender toda la maraña que existe en Puebla” con esta frase el gobernador electo de Puebla Luis Miguel Barbosa confirmó que no permitirá que las gentes del gobierno pasado se sigan beneficiando con los contratos que realizaron.

Ante esto, reiteró que su gobierno revisará todos los contratos que se realizaron en los gobiernos pasados por medio de concesiones, PPS, APP, Proyectos de Inversión, ya que en la mayoría de estos acuerdos, se tuvo una contratación leonina en agravio del estado.

Por lo tanto se analizarán los convenios de RUTA, Museo Internacional Barroco, Centro Integral de Servicios, Plataforma Audi, y resto de fideicomisos que se firmaron, ya que existen  porcentajes irregulares.

“Vamos a hacer un análisis de todo, el caso de RUTA es un caso, donde hay una empresa que recauda la cantidad que se cobra de pasaje y que se embolsa el 36 por ciento cuando el promedio nacional es de un 8 por ciento”.

Además confirmó que ha instruido a las contralorías de cada una de las dependencias, a iniciar las investigaciones correspondientes  con la intención de conocer más a detalle sí hubo irregularidades o no.

Un ejemplo claro, es el de la Secretaría de Salud, en la que el mandatario electo, consideró existen “situaciones más complejas”.

En cuanto al pasaje confirmó que será hasta que tome protesta cuando el próximo titular de la Secretaría de Transporte, Guillermo Aréchiga el que retome las mesas de diálogo con los concesionarios, lo cual advirtió que no será bajo presiones.

Finalmente confirmó que su toma de protesta el próximo 1 de agosto será austero, formal en la sede del Congreso del estado, terminando se trasladará al Auditorio Metropolitano para dar un mensaje a un total de 5 mil personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here