Para evitar retrasos en el desarrollo de la construcción de la nueva sede del Congreso del Estado, la empresa encargada, implementó turnos nocturnos, pero además tendrá que realizar los pagos oportunos a sus proveedores, exhortó el subsecretario de Infraestructura, Jesús Aquino Limón.

Lo anterior, luego de que se realizan trabajos a marchas forzadas y con turnos nocturnos, para cumplir en tiempo y forma ante los retrasos que ha presentado la obra.

Derivado de las lluvias y de la problemática que han tenido para perforar la piedra que existe en lo que será el Palacio Legislativo en la zona de Los Fuertes, prevalece descontento de algunos proveedores de la empresa que ejecuta la obra.

Esto debido a que señalan pagos a destiempo, pese que están cumpliendo con horarios de trabajo establecidos.

En este sentido, el subsecretario de Infraestructura, recalcó que la empresa debe cumplir en tiempo y forma, ya que en estos momentos continúan con la perforación de piedra, cimentación y habilitado de estructura.

Precisó que para principios de enero de 2024 estarán trabajando en la consolidación de la estructura y los acabados.

«El llamado que las autoridades estatales hacen a la empresa encargada de la obra que arrancó en junio de 2024, y se tiene contemplado que concluya en 12 meses, tras una inversión de 770 millones de pesos, es que se realicen los pagos, para no tener contratiempos, y se cumplan con las metas contempladas en el proyecto».

Al final, destacó que hay un seguimiento puntual de la autoridad sobre el avance de las obras.