El gobernador electo de Puebla Miguel Barbosa Huerta y el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa; en este primera reunión se dejó en claro el ánimo de cooperación y diálogo franco y abierto.

Tanto el gobernador electo como el representante de la comunidad católica intercambiaron diversas impresiones sobre los temas que preocupan a la ciudadanía.
Barbosa Huerta y Sánchez Espinosa acordaron trabajo de colaboración entre el gobierno y la iglesia católica poblana.

“Atenderemos problemas comunes y lo haremos bien”, dijo el gobernador electo en este encuentro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here