Como consecuencia de la tala clandestina y la extensión de la temporada de sequía en tan solo 5 años se han perdido por lo menos 170 mil hectáreas de bosque y zonas de cultivo.

Así lo dieron a conocer integrantes  del Parlamento Comunitario de los Derechos de la Naturaleza quienes agregaron que las zonas más afectadas son la región del Izta-Popo y la Mixteca Poblana.

En conferencia de prensa los especialistas mencionaron que con esta sequía se ha generado la desertificación de suelo.

Lo que ha afectado la siembra de maíz, frijol y árboles frutales, y que la producción de estos productos son primordiales en estas zonas de  la entidad.

Por lo que hicieron un llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno con la intención atender con urgencia esta situación pues hasta el momento han ignorado este problema.

Ya que hasta el momento los recursos del FONDEN no han llegado desde hace 4 meses lo que ha provocado que los cultivos se hayan perdido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here