Biden pide limitar uso de armas

El Supertazón es el evento más unificador en Estados Unidos, que esta alegría se convierta ahora en tragedia hiere profundamente el alma estadunidense, expresó el presidente Joe Biden tras el tiroteo durante la celebración del campeonato de los Jefes de Kansas City, que dejó un muerto y 21 heridos, entre ellos ocho menores.

Es tiempo de actuar. Le pido al país que me apoye. Para hacer oír su voz en el Congreso y prohibir las armas de asalto, limitar los cargadores de alta capacidad, fortalecer las verificaciones de antecedentes y mantener las armas fuera del alcance de quienes no tienen por qué poseerlas, agregó.

Otra vez en Kansas City. Otra vez, las armas de fuego manchan una celebración deportiva. Los festejos por la victoria derivaron en un episodio de sangre en una zona donde poco antes los jugadores habían saludado a los aficionados.

La policía local informó que tres personas fueron detenidas en un día en el que se esperaba alrededor de un millón de personas y un despliegue de 800 agentes. De acuerdo con la información preliminar, las autoridades descartan que se trate de un atentado.

A bordo de autobuses de dos pisos, el equipo recorrió la ciudad, donde cientos de miles festeja-ban en una majestuosa marea roja, el color del uniforme de los Jefes. El final de ese desfile fue caótico. Estallidos como petardos por el tiroteo y la multitud que corría despavorida para cubrirse.

Oí entre 15 y 20 disparos

Pensé que eran fuegos artificiales. Oí entre 15 y 20 disparos en un lapso muy breve, declaró John O’Connor al diario The Kansas City Star.

Las zonas que habían estado atestadas de aficionados quedaron vacías tras el tiroteo, con policías y bomberos en un área acordonada.

La policía señaló que tres personas fueron detenidas tras el incidente que tuvo lugar cerca de la estación de trenes Union Station, donde momentos antes los ju-gadores del equipo saludaron a los fanáticos.

“Cualquier persona que se encuentre cerca abandone la zona lo antes posible», indicó la policía en la red social X (ex Twitter).

Un hombre vestido con un traje deportivo rojo figura entre los detenidos; en diversas imágenes puede verse al sujeto esposado y custodiado por uniformados.

Algunas personas publicaron en redes sociales videos impactantes. Una de las imágenes muestra a alguien que aparentemente realiza compresiones torácicas a una víctima, mientras otra, que está tendida en el suelo, se retuerce de dolor. La gente llora consternada.

En otro video se ve a dos personas que persiguen y embisten a otra, la retienen en el suelo hasta que dos elementos de seguridad llegan. La jefa de la policía de Kansas City, Stacey Graves, dio detalles en una conferencia de prensa. Dijo que tres personas fueron detenidas y que, de acuerdo con las versiones que había escuchado, un grupo de aficionados capturó a un sospechoso.

Violencia en festejos

Tras el desfile por el campeonato de los Nuggets en la NBA en 2023, hubo un tiroteo en el centro de Denver en el que varias personas resultaron heridas.

El año pasado también, una discusión terminó en disparos en un estacionamiento cerca del desfile de los Rangers de Texas por el título de la Serie Mundial.

Pero la ciudad de Kansas ya había vivido un episodio violento relacionado con festejos por un triunfo de su equipo de futbol americano. En 2020 hubo otro incidente violento en un bar que dejó dos muertos y 15 heridos en medio de los festejos por la victoria de los Jefes cuando avanzaron al Supertazón.

En Estados Unidos, un país cuya población es de 332 millones de habitantes, tiene unas 393 millones de armas de fuego en poder de residentes, según una estimación del Philadelphia Research Institute, consignado por el escritor Paul Auster en su libro Un país bañado en sangre (Seix Barral, 2023).

Con información de Ap y Afp