Tras desestimarse amparo solicitado por Javier N, la familia de Cecilia Monzón pide condena de 20 años de prisión

*La familia de Cecilia Monzón solicitará que se condene a Javier N. a cumplir 20 años de prisión

*Corresponde a la Justicia del Estado de Puebla señalar de forma inmediata la celebración de juicio oral contra Javier N.

Ciudad de México, 13 de marzo de 2024.- La familia de Cecilia Monzón dio a conocer que el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Penal de Sexto Circuito de San Andres Cholula desestimó el amparo solicitado por la defensa de Javier N., con el que se pretendía evitar la celebración del juicio oral por la comisión del delito de violencia familiar contra Cecilia Monzón.

Dicha resolución que tardó 8 meses en llegar, desde la solicitud inicial de amparo- fue notificada al Juzgado de Oralidad Penal y Ejecución de la Región Judicial Centro, con sede en Puebla.

Por lo anterior, la Jueza de Control competente, Miriam Huerta Lechuga giró la instrucción al Tribunal de Enjuiciamiento para que proceda a cumplir con el auto de apertura de juicio oral establecido desde el 15 de julio de 2023.

En el juicio oral, la Fiscalía General del Estado de Puebla y la familia de Cecilia Monzón solicitarán que se condene a Javier N. a cumplir 20 años de prisión, la pena máxima por el mencionado delito según el Código Penal del Estado de Puebla vigente en el momento de la comisión de los hechos imputados.

De esta forma, pese a la obstaculización procesal sufrida a lo largo del procedimiento de violencia familiar, iniciado por la propia Cecilia Monzón contra su agresor presunto, Javier N., por fin existen posibilidades reales de condena, para lo que es necesario que la Justicia del Estado de Puebla se comprometa a señalar lo antes posible el inicio de la etapa de juicio oral.

En este sentido, la hermana y abogada de la víctima, Helena Monzón, manifestó que la revictimización y obstaculización procesal sufrida a manos de la defensa de Javier N. han quedado sobradamente evidenciadas a lo largo del procedimiento.

Por lo que corresponde al Poder Judicial del Estado de Pueblo actuar sin dilaciones para ofrecer una justicia pronta, rápida y expedita, aplicando perspectiva de género.